Contraindicaciones y Precauciones para hacer la Terapia Gerson

Mientras que la Terapia Gerson es eficaz en el tratamiento de una amplia gama de enfermedades crónicas y degenerativas, existen limitantes en diagnósticos y condiciones que la terapia puede tratar eficazmente.

Hay una serie de condiciones que la Terapia Gerson no puede tratar, o que requieren modificaciones significativas al protocolo estándar. Recomendamos que todos los pacientes trabajen bajo la supervisión de un medico Gerson certificado quien pueda proporcionar un protocolo personalizado y monitorear el caso. Para obtener una lista de estos doctores haga clic aquí.

Además, hay otras condiciones que en base a nuestra experiencia clínica no hemos observado los resultados esperados, particularmente enfermedades raras y de origen genético. Estas condiciones pueden presentar desafíos únicos y  la recuperación es poco probable utilizando este tratamiento como método primario.

Por favor, lea la siguiente información para conocer un poco más sobre las  contraindicaciones y  precauciones más comunes para ciertos diagnósticos.


Condiciones que NO responden bien a la Terapia Gerson

La siguiente es una lista de condiciones que los médicos Gerson no han observado resultados positivos aplicando la Terapia Gerson como tratamiento primario. Aconsejamos a los pacientes con los siguientes diagnósticos asesorarse con un médico naturópata para dialogar sobre otras alternativas de tratamiento. Para localizar  un médico naturópata en su área vaya al siguiente enlace: www.findanaturopath.com.

Cáncer pancreático después de haber sido tratado con quimioterapia
Para un paciente diagnosticado con cáncer de páncreas y que fue tratado con quimioterapia, el daño ocasionado al páncreas normalmente disminuye su capacidad digestiva la cual es esencial para un tratamiento nutritivo como la Terapia Gerson. Si un paciente decide hacer este tratamiento es aconsejable que sea bajo la supervisión de un médico Gerson quien le pueda ofrecer orientación nutricional para mejorar el bienestar general.
Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y enfermedad de Parkison
Las enfermedades neurodegenerativas como ELA o también conocida como enfermedad de Lou Gehrig’s y la enfermedad de Parkinson, si son diadnosticadas en un estado avanzado, el daño al sistema nervioso puede ser muy severo. La experiencia clínica no ha demostrado resultados positivos de la Terapia Gerson con esta enfermedad. Sin embargo, la aplicación de algunos aspectos Gerson como la nutrición y la desintoxicación pueden ser útiles en combinación con otros enfoques alternativos, entre ellos inyecciones intravenosas de glutatión y otros antioxidantes.
Artritis y Lupus después de un extenso tratamiento con esteroides o quimioterapia
La artritis y el lupus son condiciones que responden muy bien a la Terapia Gerson, excepto aquellos casos que los medicamentos como esteroides y prednisona han sido utilizados por más de un año o casos previamente tratados con quimioterapia. Estos pacientes tienen una mayor carga tóxica en sus cuerpos haciendo que la Terapia Gerson sea difícil de aplicar.
Además, los riñones podrían haber sido afectados por la enfermedad, por lo que la desintoxicación es aún más difícil con la Terapia Gerson. Los riñones juegan un papel esencial en la desintoxicación y si están debilitados no estarían en condiciones de soportar este tratamiento.
Los pacientes en etapas iniciales de estas condiciones podrían beneficiarse de la Terapia Gerson. Sin embargo, dado que las reacciones de curación pueden ser intensas y difíciles de controlar, se recomienda que el paciente lleve a cabo el tratamiento bajo la supervisión de un médico Gerson certificado.
Tumor cerebral o metástasis cerebral
Los tumores cerebrales primarios y las metástasis en el cerebro son muy difíciles de tratar con la Terapia Gerson. Al llevar a cabo la Terapia Gerson se ocasiona una inflamación en el área de un tumor, lesión antigua o donde hay tejido cicatricial por una cirugía previa, a esta inflamación se le conoce como reacción curativa. Esta inflamación se debe a la reactivación del sistema inmunológico y es una reacción deseable en la mayoría de los casos. Sin embargo, la inflamación plantea un serio problema cuando ocurre en el cerebro. La inflamación en el cerebro o dentro del cráneo puede causar convulsiones y otras reacciones adversas, que podrían poner en peligro la vida de un paciente.
Por lo tanto, para estas condiciones solo es aconsejable hacer un poco de la Terapia Gerson bajo la supervisión de un médico Gerson. Un protocolo reducido proporcionaría apoyo nutricional, pero no sería suficiente para revertir la condición y otros métodos de tratamiento deben ser considerados. Para obtener más información al respecto, haga clic aquí.
Mieloma Múltiple
El mieloma múltiple es una neoplasia maligna de las células plasmáticas, que son los glóbulos blancos de la sangre que producen anticuerpos. Estas células invaden y destruyen el tejido óseo adyacente. El mieloma múltiple es algo similar a la leucemia.
La Terapia Gerson ha encontrado retos en el tratamiento del mieloma múltiple, especialmente desde que se suspendió el uso del jugo de hígado crudo. El paciente puede beneficiarse con el régimen alimenticio y la desintoxicación que la Terapia Gerson proporciona, pero no hemos visto un beneficio sostenido. Por lo tanto, la Terapia Gerson no es aconsejable como un tratamiento primario.
Si alguien decide hacer la Terapia Gerson, se sugiere que sea bajo supervisión de un médico Gerson e integrar ciertas terapias convencionales tales como bifosfonatos, una línea de medicamentos prescritos que ayudan a retrasar la fractura del hueso.
Distrofia Muscular
Sólo pocos pacientes han sido tratados con la Terapia Gerson. Por lo tanto, tenemos limitada experiencia y desconocemos si esta condición responde bien. Desafortunadamente y aun cuando es posible extender un poco la vida de un paciente, la recuperación total haciendo esta terapia es poco probable. La Terapia Gerson funciona lentamente y el deterioro de los músculos hace difícil cumplir con las demandas de trabajo intenso de esta terapia.

La Terapia Gerson NO es recomendable para las siguientes condiciones

La Terapia Gerson está contraindicada para los pacientes con las siguientes condiciones.

Trasplante de órgano
A medida que la Terapia Gerson reconstruye el sistema inmunológico, el cuerpo identifica objetos foráneos, incluyendo órganos trasplantados, causando una reacción que lleva al cuerpo a rechazar dicho órgano. Este rechazo podría ser dañino o incluso potencialmente mortal, especialmente si el trasplante se trata de un órgano vital. Además, los pacientes con trasplante de órgano a menudo requieren medicamentos inmunosupresores que se oponen al fortalecimiento inmune del organismo que propone la Terapia Gerson. En estos casos, recomendamos el apoyo nutricional guiado por un médico naturópata quien a su vez pueda sugerir otros tratamientos.
Paciente de hospicio
Cuando un paciente ha sido remitido a un hospicio, esto es un indicador de que la enfermedad está muy avanzada. En estos casos la Terapia Gerson puede ofrecer cuidados paliativos con la parte nutricional y recomendamos que sean guiados por un médico Gerson certificado.
Trasplante alógeno de células madre
Cuando una persona llevó a cabo un trasplante alógeno también conocido como alotrasplante, recibió células madre de otra persona. El paciente receptor se somete a un tratamiento inmunosupresor para evitar que las células madres nuevas sean rechazadas, a esto se le conoce como enfermedad de injerto contra huésped. Es decir el cuerpo receptor ve a las células madre que están siendo trasplantadas como una amenaza y el trasplante o injerto pudiera no ser aceptado por el cuerpo receptor. En estos casos la Terapia Gerson no es recomendada, se sugiere apoyo nutricional con la guía de un médico naturópata quien a su vez pueda sugerir otros tratamientos.
Ausencia del colon o con más de 30 pulgadas removido (50%)
El colon juega un papel importante en la administración de los enemas de café los cuales son esenciales en la Terapia Gerson para la función de desintoxicación. Cuando más de la mitad del colon de un paciente ha sido eliminado, no hay suficiente colon para contener el líquido del enema. Debido a que los enemas de café no pueden omitirse o substituirse, la Terapia Gerson no sería una opción. En estos casos, recomendamos el apoyo nutricional guiado por un médico naturópata quien a su vez pueda sugerir otros tratamientos.
Ileostomía
Cuando un paciente tiene una ileostomía, el intestino grueso ha sido eliminado y esto no le permite realizar enemas de café y debido a esta inhabilidad la Terapia Gerson no puede ser llevada a cabo. En estos casos, recomendamos el apoyo nutricional guiado por un médico naturópata quien a su vez pueda sugerir otros tratamientos.
Insuficiencia renal o diálisis
La base de la Terapia Gerson es la nutrición (una alimentación alta en potasio). Los riñones y el hígado son órganos esenciales para la desintoxicación. Debido a que la terapia promueve más desintoxicación de lo habitual, un paciente debe tener riñones sanos para hacer la Terapia Gerson.
Los riñones deben tener al menos 15-20% de su función normal para que un paciente sea considerado para la terapia. Lo anterior es necesario para hacer frente al alto volumen de jugo y la alimentación alta en potasio y baja en sodio. Cuando el paciente experimenta insuficiencia renal o está en diálisis, los riñones funcionan menos del 15%. En estos casos, recomendamos el apoyo nutricional guiado por un médico naturópata quien a su vez pueda sugerir otros tratamientos.
Gastrectomía o extirpación de más del 75% del estomago
En estas circunstancias, sería difícil administrar la Terapia Gerson porque el paciente no podrá consumir la cantidad requerida de alimentos y los jugos para inducir la curación con la Terapia Gerson. En estos casos, recomendamos el apoyo nutricional guiado por un médico naturópata quien a su vez pueda sugerir otros tratamientos.

La Terapia Gerson NO es recomendada para las siguientes condiciones, a menos de que dicha condición haya sido resuelta

La Terapia Gerson funciona lentamente y para un paciente cuya enfermedad está progresando rápidamente, pudiera ser mejor estabilizar la condición con intervención médica convencional para reestablecer su salud y tener mejor oportunidad de responder a esta terapia. En ciertos casos, deben considerarse otras opciones de tratamiento.

Para pacientes con las siguientes condiciones, recomendamos el apoyo de un médico naturópata quien a su vez pueda sugerir otros tratamientos naturales para ayudar a resolver estos problemas.

Derrame pleural recurrente (líquido en los pulmones)
La acumulación de líquidos alrededor de los pulmones puede agravarse y presentar una situación peligrosa por el gran volumen de líquidos que involucra este tratamiento. Si el paciente es capaz de comer, beber y dormir, ciertos aspectos de la Terapia Gerson pueden ser administrados bajo la supervisión de un médico Gerson. Sin embargo, si el líquido alrededor de los pulmones es una condición ecurrente, la Terapia Gerson no debe administrarse como tratamiento primario.
Incapacidad de comer, beber o uso de sonda para alimentación
Siendo un tratamiento basado en nutrición, la Terapia Gerson requiere que el paciente sea capaz de comer, beber y eliminar adecuadamente. Cuando una de estas funciones está comprometida, la cantidad de tratamiento que podría ser administrada a un paciente no sería suficiente para impactar significativamente o revertir la enfermedad.
Hemorragia aguda externa o interna
La mayoría de las hemorragias agudas deben resolverse o estar bajo control para que un paciente pueda hacer la Terapia Gerson. Especialmente si el sangrado está presente en la vía gastrointestinal – úlceras, úlceras pépticas o tumores colorréctales – Los enemas de café son estrictamente contraindicados para las hemorragias internas.
Postrado en cama, parapléjico o no ambulatorio
En este estado, el paciente a menudo se encuentra severamente debilitado y la Terapia Gerson resultaría difícil de hacerse. El número de enemas de café, así como la desintoxicación intensa no sólo requeriría el apoyo de un ser querido, sino que representaría un esfuerzo mayor de lo que un paciente en un estado delicado pudiera tolerar.
Trombosis venosa (coágulos sanguíneos)
La tromboflebitis y la trombosis venosa profunda (TVP) pueden presentarse a menudo en pacientes con cáncer, especialmente en casos de cáncer pancreático, urogenital y de pulmón. Un coágulo de sangre representa gran riesgo ya que pudiera ser desalojado durante el proceso de la terapia debido a la ingesta del gran volumen de jugo y alimentos que aumentan los factores de coagulación de la sangre. Si un coágulo se traslada a órganos vitales como el corazón, los pulmones o al cerebro, este pudiera causar daño severo o incluso la muerte a un paciente. Es por ello, que cualquier situación de coágulo sanguíneo debe resolverse antes de considerar la Terapia Gerson como una opción de tratamiento.
Obstrucción intestinal
Si hay una obstrucción en cualquier parte del tracto gastrointestinal, ésta debe ser tratada con su médico antes de iniciar la Terapia Gerson. Debido a que la Terapia Gerson involucra grades cantidades de alimento, el paciente debe tener la capacidad de eliminar correctamente. De lo contrario esta terapia pudiera incrementar el problema de obstrucción.
Derrame pericárdico (líquido alrededor del corazón)
La acumulación de líquidos alrededor del corazón puede agravarse y representar una situación peligrosa debido al gran volumen de líquidos que involucra este tratamiento. Si esta situación no se resuelve, la Terapia Gerson está contraindicada y se deben considerar otros tratamientos.

Las siguientes condiciones requieren modificaciones y deben ser determinadas por un médico Gerson certificado

Para los pacientes con las siguientes condiciones, es posible adaptar algunos aspectos de la Terapia Gerson o llevar a cabo un protocolo  reducido bajo supervisión para mejorar la salud general; sin embargo, esto podría o no proporcionar suficiente beneficio terapéutico. La Terapia Gerson no sería recomendada como un tratamiento primario para estas condiciones, y no se espera que la enfermedad sea revertida.

Se recomienda que estos pacientes hagan la Terapia Gerson bajo la supervisión de un médico Gerson. Para obtener una lista de estos médicos, haga clic aquí.

El paciente está bajo altas dosis de medicamento
Debido a que la Terapia Gerson puede afectar la manera en que los medicamentos funcionan en el organismo, un paciente que toma medicamentos prescritos, necesita orientación de un médico Gerson para determinar si alguno de estos medicamentos pudiera ocasionar complicaciones de salud al combinarlos con la Terapia Gerson.
Daño hepático severo (hígado)
En el caso de insuficiencia hepática (deterioro de más del 50% del hígado), la Terapia Gerson debe ser muy reducida y por esta razón, el paciente normalmente no obtiene suficiente beneficio del tratamiento.
En presencia de ictericia (cuando los niveles de bilirrubina en la sangre están elevados debido a una obstrucción en los conductos biliares), el paciente puede necesitar un stent para mantener los conductos biliares abiertos, después de esto el paciente pudiera empezar con una Terapia Gerson modificada. Esta condición también podría indicar que la enfermedad del paciente está en un estado avanzado y bajo estas circunstancias la Terapia Gerson pudiera no ayudar.
Enfermedad renal crónica
La base de la Terapia Gerson es la nutrición (una alimentación alta en potasio) y la desintoxicación. Los riñones y el hígado son órganos esenciales para la desintoxicación. Debido a que la terapia promueve más desintoxicación de lo habitual, un paciente debe tener riñones sanos para hacer la Terapia Gerson.
Los riñones deben tener al menos 15-20% de su función normal para que un paciente sea considerado por el tratamiento Gerson. Lo anterior es necesario para hacer frente al gran volumen de jugo y la alimentación alta en potasio y baja en sodio. Si los riñones tienen un funcionamiento menor del 15-20% de su función normal, la Terapia Gerson no sería una buena opción para el paciente.
Diabetes tipo I y II
La Terapia Gerson pudiera ser efectiva para la diabetes tipo I, si las células del páncreas no han sido dañadas. También es posible que al hacer la Terapia Gerson la cantidad de insulina pueda reducirse si el paciente es capaz de tolerar la alimentación la cual es muy alta en carbohidratos complejos. Se recomienda buscar otros tratamientos alternativos. En cuanto a la diabetes tipo II, estos pacientes llevan a cabo un protocolo modificado, se cuenta con una serie de casos en los que esta condición se ha mejorado significativamente y en muchos casos revertida.
Enfermedad del corazón
Los pacientes con condiciones del corazón deben ser monitoreados para evitar irregularidades o síntomas indeseables. Su historial médico junto con su condición debe ser evaluada por un médico Gerson para determinar si este tratamiento es una buena opción para ellos. Si es así, la Terapia Gerson requerirá algunas modificaciones en términos de suplementos - particularmente potasio, tiroides y el consumo de líquidos.
  • Aterosclerosis y Fibrilación Atrial - Estas condiciones requieren modificaciones a la terapia y deben ser supervisados por un médico Gerson.
  • Insuficiencia Cardio-Respiratoria - La Terapia Gerson no es sugerida ya que el paciente no será capaz de tolerar el gran volumen de líquidos y suplementos que se requieren dentro del tratamiento.
  • Insuficiencia Cardíaca Congestiva - El corazón está en un estado débil para los pacientes que sufren esta condición y la Terapia Gerson representa un problema porque podría estresar o acelerar aún más el corazón.
  • Presión Arterial Alta - Los pacientes con esta condición a menudo responden bien a la Terapia Gerson. Sin embargo, si la condición es grave, la Terapia Gerson no es sugerida como el tratamiento inicial.
Favor de leer "stent cardíaco, reemplazo de válvula cardíaca o marcapasos" descrito a continuación.
Stent coronario, prótesis de válvula o marcapasos
En la presencia de un stent cardíaco, un reemplazo de válvula cardíaca o un marcapasos, la Terapia Gerson no es recomendada ya que al hacer el tratamiento se produce una inflamación alrededor de un cuerpo extraño. Esta situación podría causar una emergencia cardiaca y hasta poner en peligro la vida de un paciente. Además, ciertos suplementos de la Terapia Gerson - particularmente la solución del potasio, el medicamento de tiroides, el CoQ10, así como la cafeína de los enemas de café - podrían ser problemáticos para las condiciones del corazón. Sin embargo, puede ser posible hacer un protocolo reducido bajo la supervisión de un médico Gerson certificado. Debido a estas limitaciones, la Terapia Gerson no es sugerida como el tratamiento primario.
Leucemia aguda
Los pacientes que sufren de leucemia aguda a menudo cuentan con un corto período de tiempo para tratar su enfermedad porque generalmente es una condición agresiva. Debido a la rápida progresión de esta enfermedad y como la Terapia Gerson es un tratamiento que funciona lentamente, puede representar un reto para estos pacientes quienes en ocasiones no tienen tiempo suficiente. Además, la leucemia a menudo afecta la función inmune del organismo y esto ocasiona poca respuesta a un tratamiento dependiente del sistema inmunológico para restaurar el cuerpo como lo es la Terapia Gerson.
Ascitis recurrente o avanzada (líquido en el abdomen)
La acumulación de líquidos alrededor de un órgano puede agravarse y presentar una situación peligrosa por el gran volumen de líquidos que involucra este tratamiento. La presencia abundante de líquido en el área abdominal a menudo indica que el caso está muy avanzado. La Terapia Gerson se debe administrar con mucho cuidado para ver si la ascitis disminuye. A veces se requiere el uso de tratamientos convencionales para drenar el líquido.
Trasplante autólogo de células madre
En el trasplante autólogo, los pacientes obtienen sus propias células madre para tratar el cáncer. Sin embargo, debido a la quimioterapia utilizada con frecuencia durante este procedimiento, la Terapia Gerson necesitaría ser reducida en gran medida. Esto a su vez podría disminuir las posibilidades de recuperación de un paciente. Puede ser posible que se inicie con un protocolo muy modificado y bajo la supervisión de un médico Gerson.
Trasplante de medula ósea
Antes de llevar a cabo un trasplante de esta naturaleza, el paciente se somete a una cirugía para eliminar las células madre de la médula ósea. El siguiente paso, el paciente recibe un tratamiento de acondicionamiento para eliminar las células cancerosas en el cuerpo y suprimir el sistema inmunológico. A menudo el paciente se somete a una significante cantidad de quimioterapia y radiación. Después de esto, las células madre sanas son inyectadas en el cuerpo para renovar y reparar el tejido. Debido a la quimioterapia utilizada con frecuencia durante este procedimiento y los medicamentos supresores, el protocolo de la Terapia Gerson necesitaría ser reducido en gran medida. Lo anterior, podría disminuir las posibilidades de recuperación para un paciente. Es posible que se inicie con un protocolo muy modificado y bajo la supervisión de un médico Gerson.

 

News
& Events


We're on Facebook
Fresh
Tweets